“La conversación” – Cómo hablar sobre crédito con tus hijos

March 21, 2014 : Amber Ortega – Guest Contributor

Nota del ed.: Comprender el concepto de crédito y la calificación de crédito puede ser difícil para los adolescentes. Amber Ortega de Thrifty Ninja comparte algunas formas prácticas para que los padres aborden estos temas. 

Tu hijo cumple 18 años y de repente tu casilla de correo está llena de tarjetas de crédito “preaprobadas”.

Aunque a tu hijo le resulte difícil comprenderlo, esas tarjetas de crédito pueden perseguirlo durante muchos años si no actúa de manera responsable.

Construir una buena base financiera es la clave para establecer la solvencia crediticia. Hay varias cosas que puedes decirle a tu hijo para que pueda empezar bien su camino.

Abrir una cuenta bancaria

Para establecer inicialmente tu crédito, empieza por abrir una cuenta bancaria. Este es uno de los pasos más importantes porque te permitirá hacer un seguimiento de tus gastos y notar patrones. De ser posible, cuando abras una cuenta de cheques, abre también una cuenta de ahorros. Coloca un poco de cada depósito en la cuenta de ahorros.

Lleva un registro constante de tu historial de trabajo y tu residencia

utility billDemostrar que eres confiable y responsable es importante para los prestamistas y extremadamente importante para tu crédito. Para hacerlo, trata de llevar un registro constante de tu historial de trabajo y tus lugares de residencia, incluida la universidad. (Nota para los padres: tus hijos adolescentes o en edad universitaria con frecuencia pasan de un trabajo a otro o incluso se mudan con amigos porque están apurados por tener su independencia. Esto potencialmente podría perjudicar su crédito si no están listos para las responsabilidades que vienen con esas elecciones.)

Pon servicios a tu nombre

Aunque aún no tengas una calificación de crédito establecida, puedes abrir servicios a tu nombre. Si bien habitualmente no reportan a las agencias de crédito, tener buenos antecedentes de pago de los servicios es una forma alternativa de crédito que se puede utilizar para ayudar a obtener la aprobación para un préstamo en el futuro. Los servicios pueden ser más que sólo el gas o la electricidad: también puedes usar televisión por cable, servicios de teléfono/Internet y otros.

Utiliza las tarjetas de crédito con inteligencia

Irónicamente, las tarjetas de crédito son a la vez la mejor y la peor manera de desarrollar crédito. Es tan fácil utilizar la tarjeta de crédito preaprobada que vino por correo, como lo es pensar en ella como “dinero gratuito” y utilizarla hasta el límite. Cuando abras una tarjeta, es importante que la uses con inteligencia. Carga pequeños montos cada mes y haz pagos de manera consistente para dejar el saldo nuevamente en cero. Si te atrasas aunque sea en un solo pago, esto puede tener un impacto negativo en tu crédito durante hasta 10 años. Si sólo haces el pago mínimo en tu tarjeta, los intereses continuarán acumulándose y tus compras podrían terminar constándote el triple o más.

Limita la cantidad

Cuando abras una línea de crédito o solicites una tarjeta de crédito, elige sólo una o dos. Si abres demasiadas cuentas, esto tendrá un impacto negativo en tu crédito y podría dificultar el pago de tu deuda.

Cuando se trata de desarrollar un buen crédito y construir una base financiera sólida, como sucede en muchos aspectos de la vida, quien va lento pero firme, gana la carrera.

Share
Amber Ortega – Guest Contributor

Amber Ortega – Guest Contributor

Moxie Ninja

Amber is the owner of MoxieNinja.com. She is an over-achieving Capricorn, wife and mother of three.

Copyright © 2014-2015 HRB Digital LLC. All Rights Reserved.