Audit

Recibí un aviso de auditoría del IRS. ¿Qué tan malo es?

September 10, 2015 : Jim Buttonow - The Tax Institute

Nota del editor: En H&R Block, trabajamos para ayudar a desmitificar lo complejo y lo confuso y ayudar a nuestros clientes siempre que sea posible. Así que aquí verás qué debes hacer cuando te sometan a una auditoría, y cuándo debes convocar a los expertos (es decir, a nosotros). 

En una escala del 1 al 10 (en la que 10 es la peor opción), al hecho de ser sometido a una auditoría del IRS podría corresponderle un 10. Las auditorías pueden ser algo malo, y pueden dar lugar a una factura de impuestos significativa. Pero recuerda: no debes entrar en pánico. Hay diferentes tipos de auditorías, algunas menores y otras más importantes, y todas siguen un conjunto de reglas definidas. Si sabes qué esperar y sigues algunas buenas prácticas, tu auditoría podría terminar “no siendo tan mala”.

Un poco de información general primero. Hay tres tipos de auditorías del IRS: auditorías por correo, en la oficina y en el campo.

Las auditorías por correo son en gran medida de rutina. Requieren que envíes por correo documentos respondiendo preguntas específicas o solicitudes de información del IRS. Las auditorías por correo representan el 77% de las auditorías totales.

Por otra parte, las auditorías de campo y oficina son mucho más serias. El IRS no solo te pedirá información para validar tus deducciones y tus créditos, sino que también se fijará atentamente en tu estilo de vida, tu actividad comercial y tus ingresos para ver si tu declaración de impuestos es precisa. Pero no te preocupes: el IRS procesa a pocos contribuyentes por evasión de impuestos (unos 2,000 cada año). El IRS reserva el procesamiento penal para los evasores de impuestos más notorios.

El IRS también tiene otra manera de cuestionar las declaraciones de impuestos, pero técnicamente no es una auditoría. Es la consulta por declaración de menos ingresos, o aviso CP2000, y es muy común. El IRS envía casi 4 millones de estos avisos cada año. El CP2000 es un aviso de discrepancia que propone un aumento específico en los impuestos de tu declaración. El IRS envía estos avisos automáticamente cuando no hay coincidencia entre los ingresos que reportas en tu declaración y la información que tu empleador u otro pagador proporciona al IRS a través de declaraciones como el Formulario W-2 y el Formulario 1099. Un ejemplo común es cuando los contribuyentes no reportan los ingresos del Formulario 1099-MISC por el trabajo que realizaron como contratistas independientes durante el año.

Estas son algunas de las cifras que muestran cuán comunes, o poco comunes, pueden ser los diferentes tipos de auditorías:

  • Cada año se presentan unos 150 millones de declaraciones de impuestos federales totales
  • El IRS audita a menos del 1% de los contribuyentes que presentan declaraciones
  • Casi el 90% de las auditorías dan lugar a un cambio en la declaración de impuestos
  • Para las auditorías por correo, el monto promedio adeudado es superior a $7,000
  • Para las auditorías en la oficina o en el campo, el monto promedio adeudado es de $65,000
  • El IRS envía avisos de declaración de menos ingresos a aproximadamente el 2.5% de los contribuyentes que presentan declaraciones
  • Aproximadamente el 66% de los avisos de declaración de menos ingresos dan lugar a una deuda de impuestos adicional
  • Para los avisos de declaración de menos ingresos, el monto promedio adeudado es de aproximadamente $1,500

A pesar de lo desagradable que pueda resultarte una auditoría del IRS, no desaparecerá. Es importante que respondas. Si no lo haces, recibirás una factura de impuestos por impuestos adicionales, y quizás incluso multas. He aquí algunas cosas que deberías hacer para lograr los mejores resultados en una auditoría.

Considera la posibilidad de contratar a un profesional de impuestos de inmediato, especialmente si no entiendes mucho sobre “impuestos”.

A menos que “hables el idioma del IRS” y puedas articular claramente la posición de tu declaración de impuestos ante el IRS, no deberías tratar de manejarla tú mismo y esperar lo mejor. Los profesionales de impuestos capacitados en auditorías del IRS proporcionarán la respuesta necesaria para comunicar claramente tu posición en lo que respecta a los impuestos. Si hay un ajuste, un profesional de impuestos puede ayudar a abordar las multas propuestas.

Presenta respuestas completas y a tiempo.

La mayoría de las auditorías y las consultas por declaraciones de menos ingresos requieren envíos de correspondencia por correo a los centros de procesamiento del IRS. No hay una persona específica asignada a tu caso, así que la persona que vea tu respuesta confiará en la calidad y la integridad de tu respuesta para interpretar tu posición en lo que respecta a los impuestos. Si quieres obtener los mejores resultados, responde a lo solicitado antes de la fecha límite con una respuesta organizada y minuciosa que explique los puntos en cuestión. Las respuestas incompletas y la falta de cumplimiento de las fechas límite dan lugar a más avisos y a mayores probabilidades de que el IRS cierre tu auditoría y te impute impuestos adicionales.

Para las auditorías en la oficina y en el campo, prepárate como si el IRS fuera a auditar varios años y tu estilo de vida.

Según lo indican las estadísticas, las auditorías en la oficina y en el campo pueden dar lugar a una factura de impuestos muy alta. Esto es así porque el IRS se fija si hay ingresos no reportados en la declaración. Por ejemplo, el IRS puede revisar tus estados de cuenta bancarios y cuestionar tus depósitos. Los depósitos no explicados pueden considerarse ingresos sujetos a impuestos si no puedes demostrar la fuente no imponible, por ejemplo una donación o una venta no imponible de activos. Debes estar preparado con una respuesta para estas preguntas inevitables. Un profesional de impuestos te resultará de mucha utilidad para prepararte para las auditorías en la oficina y en el campo.

Haz valer tu derecho a apelar cuando sea necesario.

Debes saber que la decisión del auditor no es definitiva. La primera apelación se hace al gerente del auditor; la segunda apelación se hace a la Oficina de Apelaciones del IRS. Durante el proceso de apelación, es importante responder a más tardar en las fechas límite o perderás importantes derechos relacionados con la apelación.

Entonces, ¿qué tan malo puede ser? Potencialmente, un 10. Pero obtener ayuda de un profesional de impuestos, responder oportunamente y tener documentación minuciosa significa que puedes atravesar una auditoría con el mejor resultado posible.

Share
Jim Buttonow - The Tax Institute

Jim Buttonow - The Tax Institute

H&R Block

Jim, CPA, CITP, leads H&R Block efforts to help clients with tax problems. Jim serves as chairperson of the IRS Electronic Tax Administration Advisory Committee. He has more than 28 years of experience in IRS practice and procedure, including 19 years at the IRS.

Copyright © 2014-2015 HRB Digital LLC. All Rights Reserved.