new years countdown

Seis formas de maximizar tu reembolso en 2015

December 15, 2015 : Kevin Martin – The Tax Institute

Ya sea que le temas a una factura de impuestos o quieras maximizar tu reembolso, quizás pienses que es demasiado tarde como para hacer una diferencia en la declaración de impuestos de este año. Estoy aquí para decirte que eso es “¡INCORRECTO!”. De hecho, hay varias cosas que puedes hacer en un período relativamente corto para mejorar tu situación fiscal. Estas son algunas de las exenciones fiscales disponibles para los planificadores desidiosos.

1.Contribuye a una Cuenta de ahorros para la salud

Si participas en un determinado tipo de plan de salud, es posible que reúnas los requisitos para aportar los siguientes montos a una Cuenta de ahorros para la salud (Health Savings Account, HSA) en 2015:

  • Hasta $3,350 si tienes cobertura individual
  • $6,650 si tienes cobertura familiar ($4,350 y 7,650, respectivamente, si tienes 55 años o más)

Esta contribución puede hacerse hasta la fecha de vencimiento de tu declaración, por lo que tienes hasta el 18 de abril de 2016 para decidir hacer una contribución para 2015.

Si no has llegado a este límite de contribución en el año, aportar puede ser una buena idea. Las contribuciones son deducibles, incluso si no detallas tus deducciones. Además, los fondos de la HSA pueden permanecer en la cuenta y no vencen hasta fin de año. Entonces, colocar dinero en la HSA puede permitirte cubrir posibles gastos de bolsillo en el futuro. Si una distribución de la HSA se utiliza para pagar gastos médicos, la distribución no paga impuestos.

2. Agrupa los gastos médicos

Los gastos médicos son deducibles para determinadas personas. Sin embargo, esta deducción es limitada; solo aplica cuando son válidas las dos afirmaciones siguientes:

  1. decides detallar tus deducciones (en lugar de tomar la deducción estándar), y
  2. el total de los gastos médicos pagados excede el 10% de tus ingresos brutos ajustados (7.5% si tienes 65 años o más).

Para muchos, estas restricciones evitarán que cualquier gasto médico pagado del bolsillo durante el año se deduzca en su declaración.

Si no calificas para esta deducción, lo ideal es agrupar los pagos médicos en un solo año. Como la deducción aplica una vez pagado el gasto, si tu proveedor médico lo permite, puedes hacer las coordinaciones necesarias para pagar los gastos médicos de años anteriores o de los próximos años en el año en curso. Esto te permite aumentar tus gastos médicos totales para el año.

3. Haz donaciones caritativas

Esta es otra deducción que a veces se pasa por alto. Las donaciones caritativas pueden reducir tu responsabilidad impositiva y te permiten retribuir a tu causa favorita. Las contribuciones pueden realizarse en efectivo o con propiedades a cualquier organización de caridad calificada, aunque se pueden aplicar reglas y restricciones especiales a las contribuciones que no sean en efectivo.

Al igual que los gastos médicos, esta deducción solo está disponible para quienes detallan. Por lo general no hay restricción en la cantidad que puedes donar a una organización de caridad calificada. No obstante, si tus ingresos superan determinados niveles, la cantidad que puedes deducir puede ser gradual o eliminada. Las contribuciones son deducibles el año en que se realizan. Por eso, si donas más a una organización de caridad calificada a fin de año, podrías incrementar tu deducción de impuestos.

4. Maximiza tus contribuciones al plan de jubilación

Los ahorros para la jubilación también pueden ayudar a reducir tu factura de impuestos. Para los contribuyentes individuales, la mejor manera de lograr ahorros en impuestos inmediatos es establecer una cuenta individual de jubilación (Individual Retirement Account, IRA) tradicional.

Dependiendo de tus ingresos, estado civil para la presentación y cobertura del plan de jubilación a través del trabajo, quizás puedas deducir hasta $5,500 en 2015 ($6,500 si tienes 50 años o más). Al igual que con las HSA, no es necesario que detalles para deducir las contribuciones a la IRA. Otra ventaja es que las contribuciones pueden hacerse hasta la fecha de vencimiento de los impuestos del año siguiente (en este caso, el 18 de abril de 2016).

También existen formas menos comunes en las que un plan de jubilación puede ser una buena herramienta de último minuto para disminuir tus impuestos. Hacer contribuciones a una IRA o a un plan patrocinado por el empleador (como un plan 401(k)) puede permitirte reclamar un crédito para los ahorros de la jubilación. Para los propietarios de pequeñas empresas, establecer un plan de jubilación relacionado con esa empresa puede reducir los ingresos netos de trabajo por cuenta propia y, por extensión, los impuestos a los ingresos de trabajo por cuenta propia. Los activos de estos planes de jubilación también crecerán libres de impuestos con el tiempo.

Si estás interesado en abrir una cuenta IRA antes de que finalice el año, el Banco del Internet EE.UU. ofrece varias opciones para las cuentas IRA tradicionales y Roth IRA. Aprende más acerca de los servicios del Banco del Internet.

5. Realiza contribuciones a un plan de ahorro para la educación para obtener deducciones a nivel estatal

Aportar a un plan de educación, como programas de enseñanza autorizados (los QTP o los planes 529) y las Cuentas de ahorros para la educación (Education Savings Accounts, ESA) Coverdell, no te dará derecho a una deducción en tu declaración de impuestos federales. Sin embargo, muchos estados permitirán una deducción en la declaración de impuestos por esas contribuciones. Además, en muchos casos no hay límites en la cantidad de cuentas que se pueden establecer.

6. Paga con anticipación tu hipoteca o el impuesto a los bienes inmuebles

Otras deducciones que se detallan con frecuencia, especialmente para los propietarios de vivienda, son los pagos de interés hipotecario y los impuestos a los bienes inmuebles. A menudo, es posible coordinar la facturación de estos gastos para que los pagos de intereses e impuestos del año siguiente se puedan hacer antes del final del año en curso. Por ejemplo, tal vez puedas pagar el interés hipotecario de enero de 2016 antes de diciembre de 2015, lo que te permitiría deducir el interés hipotecario pagado en tu declaración de 2015.

Si aprovechas una –o más– de estas estrategias impositivas antes de fin de año, estarás en una excelente posición para la época de impuestos. Si necesitas más ayuda, siempre puedes consultar a uno de nuestros profesionales de impuestos.

Share
Kevin Martin – The Tax Institute

Kevin Martin – The Tax Institute

The Tax Institute

Kevin Martin, JD, LLM, is a lead tax research analyst at The Tax Institute. Kevin leads research teams focused on estate, trust, gift, retirement, IRS procedures and state and local tax issues.

Copyright © 2014-2015 HRB Digital LLC. All Rights Reserved.