family member in prison

Cómo presentar una declaración de impuestos cuando un ser querido está en prisión

January 14, 2016 : Brittany Benson – The Tax Institute

Si tu cónyuge o hijo está cumpliendo una sentencia en prisión, tal vez no tengas del todo claro cómo completar tu declaración de impuestos este año. No eres el único. Según un informe de la Oficina de Estadísticas Judiciales (Bureau of Justice Statistics), la cantidad de prisioneros en instalaciones correccionales estatales y federales al 31 de diciembre de 2014 era de 1,561,500.

Es importante que sepas que es posible que tu ser querido deba presentar una declaración de impuestos. Pero su situación está sujeta a ciertas normas fiscales particulares. Esto es lo que debes saber.

Si tu cónyuge está en la cárcel:

Los ingresos obtenidos por el recluso no califican como ingresos de trabajo a los efectos del Crédito de impuestos por hijo (Child Tax Credit, CTC) o el Crédito de impuestos por ingresos de trabajo (Earned Income Tax Credit, EITC).

Si el recluso realiza servicios para cualquier pagador, incluso una empresa privada, mientras está en la cárcel, los salarios percibidos no son ingresos de trabajo en función del CTC o el EITC. Además, el estatus del lugar donde el recluso realiza el trabajo es irrelevante en el contexto de la norma anterior. Los ingresos no elegibles también incluyen los montos pagados por el trabajo realizado en un programa de inserción laboral o mientras se vive en un hogar de transición.

Los créditos en lugar de pagos en efectivo que reciben los reclusos son ingresos imponibles.

El contribuyente encarcelado debe incluir los pagos recibidos por servicios prestados aunque puede que no reciba un Formulario 1099-MISC. Las cárceles suelen pagar a los reclusos por sus servicios con un crédito que deben utilizar en la proveeduría de la prisión. Estos pagos son ingresos imponibles resultantes del trueque para el prisionero, aunque no se consideren “ingresos de trabajo” a los efectos de los créditos del último tema.

Los reclusos están exceptuados de los requisitos de la ACA de mantener una cobertura de seguro de salud mínima.

Todo mes que incluya un día de prisión del recluso está exceptuado de los requisitos de la ACA que estipulan que todas las personas deben mantener al menos una cobertura mínima para ese mes. Quien desee solicitar esta exención para 2015 una vez finalizado el año, deberá reclamarla en su declaración de impuestos federales. Si se reclama la exención en la declaración de impuestos, se debe completar el Formulario 8965Exenciones en la cobertura de salud, Parte III con el código F. Para obtener más información, consulta las Instrucciones del Formulario 8965.

Si tu dependiente está en prisión:

Si tu hijo cumple con los requisitos, puedes reclamarlo como hijo que reúne los requisitos para la exención de dependencia.

El hijo del contribuyente debe satisfacer las pruebas de parentesco, edad, residencia, manutención y declaración conjunta para poder ser reclamado como dependiente. Esto significa que un hijo que reúne los requisitos a los fines de la dependencia debe residir contigo durante más de la mitad del año. Se permiten ausencias temporales por circunstancias especiales, incluida la encarcelación en un correccional de menores. Se deben constatar los hechos y las circunstancias de la reclusión del hijo para determinar si la ausencia es de hecho “temporal”, por ejemplo, si está ausente por menos de un año y tú mantienes el hogar con vistas a su regreso. El “hijo” que reúne los requisitos debe ser tu hijo, hijastro, hijo de crianza elegible, hermano, hermanastro, o descendiente de cualquiera de ellos.

Si satisfaces la prueba de manutención, es posible que puedas reclamar a tu hijo o pariente cercano como pariente que reúne los requisitos a los efectos de la exención de dependencia.

Con una excepción, el hijo u otro pariente cercano del contribuyente no tiene que cumplir con la prueba de residencia para ser tratado como pariente que reúne los requisitos para la exención de dependencia y otros beneficios de impuestos relacionados con los dependientes. Para ser tratado como pariente que reúne los requisitos con respecto a la encarcelación del dependiente, la prueba crucial es la de la manutención. Para esta prueba, el contribuyente debe estar a cargo de más de la mitad de la manutención del dependiente. Como el estado provee gran parte de la manutención de los prisioneros durante su reclusión, es improbable que el contribuyente pueda cumplir con la prueba de manutención. El contribuyente no puede reclamar a un dependiente conforme a las normas del pariente que reúne los requisitos si está a cargo de menos de la mitad de la manutención del dependiente.

Es posible que reúnas los requisitos para el Crédito de impuestos por hijo (Child Tax Credit, CTC) por tu hijo que reúne los requisitos encarcelado si satisfaces el requisito de ausencia temporal.

El hijo que reúne los requisitos debe satisfacer las pruebas de edad, parentesco, residencia, manutención, ciudadanía y dependencia para ser hijo que reúne los requisitos para el Crédito de impuestos por hijo.

Para tu declaración de impuestos:

No hay ninguna deducción por contribuciones “caritativas” al recluso.

Las donaciones destinadas al beneficio de una sola persona no se pueden deducir. Solo se pueden deducir las contribuciones a organizaciones de caridad que reúnen los requisitos. Por lo tanto, si se realiza una recaudación de fondos en beneficio de un destinatario específico, esas donaciones no se pueden deducir. Esto es así aunque las donaciones se utilicen para ayudar a un recluso condenado injustamente a pagar sus apelaciones.

Frente a un tema tan complejo como este, quizás te interese hablar con alguno de nuestros profesionales de impuestos para asesorarte mejor sobre tu situación específica.

Share

Copyright © 2014-2015 HRB Digital LLC. All Rights Reserved.