Consejos sobre impuestos

SignificantOther-Featured

Casados que presentan una declaración conjunta por primera vez

febrero 14, 2014 : Christina Brown - Guest Contributor

Read in English

Nota del ed.: Es tu primer Día de San Valentín como pareja casada. Seguramente imaginas chocolate, rosas y una acalorada discusión sobre impuestos. ¿No? Bueno, he aquí algunas sugerencias sobre qué hacer y qué no hacer al presentar una declaración conjunta, así podrás resolver este asunto y disfrutar la noche.

Has dicho “Acepto” al amor de tu vida, y ahora, para bien o para mal, tendrás que presentar tus impuestos.

Presentar una declaración como pareja casada por primera vez puede tener sus dificultades.  Tienen que decidir si lo harán como “Casados que presentan una declaración conjunta” o “Casado(a) que presenta una declaración por separado”.

A la mayoría de las parejas les parece mejor presentar una declaración conjunta por algunas razones:

  1. La tasa fiscal suele ser más baja.
  2. Puedes reclamar una deducción estándar más alta.
  3. Puedes reclamar créditos tributarios por enseñanza superior si eres estudiante.
  4. Puedes deducir intereses de un préstamo estudiantil.
  5. Puedes reclamar deducciones para hijos y gastos por cuidado de hijos.
  6. Puedes solicitar el Crédito de impuestos por ingresos de trabajo (si reúnes los requisitos).
  7. Algunas deducciones (como los gastos médicos) se basan en si los gastos superan un cierto porcentaje de tus ingresos.  Al presentar una declaración conjunta, es posible que cumplas con ese requisito de la deducción.

La situación impositiva de cada persona es única, y puede haber muchos motivos por los cuales presentar una declaración conjunta y quizás algunos motivos para presentar una declaración por separado (por ejemplo, que tu nuevo cónyuge adeude pensión para hijos menores o impuestos anteriores).  Habla con un preparador de impuestos calificado para determinar cuál es la mejor opción para tu nueva situación familiar.

Además de la gran pregunta “cómo hacer la presentación”, descubrirás que hay muchas preguntas que no has tenido en cuenta en lo que respecta a tu nueva situación de recién casado(a) y los impuestos.  Algunas preguntas son cosas que deberías saber acerca de tu cónyuge antes del casamiento.  Pero también hay algunas cosas que deberías analizar antes de tener una molesta discusión con tu cónyuge frente a tu preparador de impuestos.

  1. ¿Vendiste o compraste una casa?
  2. ¿Agregaste algún dependiente cuando te casaste?
  3. ¿Tú o tu cónyuge tienen deudas fiscales impagas o préstamos estudiantiles incumplidos?
  4. ¿Tú o tu cónyuge adeudan o pagan pensión alimenticia o para hijos menores?
  5. ¿Tu cónyuge tenía pérdidas o ganancias de juegos de azar?
  6. ¿Contribuiste a campañas políticas?
  7. ¿Tuviste ganancias/pérdidas de capital?

También querrás analizar cómo recibirás un reembolso de impuestos si es el caso y qué hacer con él.

Cuando presentas tu declaración como pareja casada existe el doble de documentación, así que asegúrate de tener todo: formularios W-2, 1099, gastos médicos y por cuidado de hijos, donaciones a la caridad, gastos de negocios, ganancias/pérdidas de capital y más.  Reúne toda la información al comienzo de la temporada de impuestos para estar totalmente listo(a) para la presentación.

Después de haber realizado la presentación, tómate algún tiempo para evaluar qué parte del proceso se dificultó y establece buenos hábitos con respecto al dinero para el resto del año.

Por ejemplo, si tu reembolso de impuestos fue grande, quizás quieras considerar la posibilidad de ajustar tus retenciones de impuestos para conservar más dinero en tu bolsillo.  Si tuviste que desembolsar, deberías hacer ajustes para asegurarte de que no vuelva a suceder.

Establece un sistema de archivo para todos tus documentos financieros importantes y asegúrate de que ambos sepan dónde guardan esa información.

Conversa con tu cónyuge acerca de las decisiones monetarias que puedan afectar tu responsabilidad fiscal para el año próximo.  ¿Tendrán un hijo?  ¿Volverás a estudiar y obtendrás tu título universitario?  ¿Cancelarás una deuda?  ¿Empezarás a invertir?  ¿A qué entidades benéficas contribuirás?  ¿Se mudarán o comprarán una casa?

Saber las respuestas a estas preguntas te ayudará a evitar sorpresas en la temporada de impuestos del año próximo.

Christina Brown es escritora independiente y es propietaria y editora de NorthernCheapskate.com, un sitio web sobre vida frugal dedicado a aprovechar más la vida gastando menos.

Share

Copyright © 2015 HRB Digital LLC. Todos los derechos reservados