Consejos sobre impuestos

expat married couple

Cómo deben presentar los impuestos quienes se casan con una persona que no es ciudadana de los EE. UU.

abril 18, 2016 : Eric Scali – The Tax Institute

Read in English

Imagina que estás realizando una pasantía en un museo de París. El amor se siente en el aire. Durante una de las exhibiciones para cuyo armado dedicaste innumerables horas, conoces a un encantador artista parisino y te enamoras. Entonces, cuando el museo te ofrece un puesto de tiempo completo, aceptas con entusiasmo. Un año más tarde, ese encantador artista se arrodilla ante ti para proponerte matrimonio. ¡Antes de darte cuenta, estás felizmente casada y viviendo en París!

Aunque no todas las uniones son así de románticas, siempre existen implicaciones impositivas para considerar al casarse con una persona que no es ciudadana de los EE. UU.

La elección de un estado civil para la presentación de la declaración debe hacerse con cuidado, ya que en definitiva puede afectar no solamente tus tasas de impuestos, sino también las deducciones adicionales que podrías reclamar. La decisión acertada podría marcar la diferencia entre pasar la luna de miel en una choza plagada de mosquitos o en un complejo turístico de cinco estrellas.

El IRS permite que las leyes estatales o extranjeras determinen si tienes un matrimonio válido. En la mayoría de los casos, un matrimonio en un país extranjero es válido a los fines de los impuestos en los EE. UU. A las personas casadas no se les permite realizar la presentación utilizando el estado civil para la presentación de la declaración de Soltero, y cuando la persona está casada con un cónyuge no perteneciente a los EE. UU. (el cual se denomina cónyuge no residente), tampoco puede presentar una declaración conjunta a menos que se realice por separado una elección para hacerlo.

Estas son las opciones cuando la persona está casada con alguien que no es ciudadano de los EE. UU. Debes considerar las opciones cuidadosamente, dado que cada una tendrá un efecto diferente en tus impuestos y tus requisitos de informes.

Casado que presenta una declaración por separado

El estado civil predeterminado para un ciudadano estadounidense casado con una persona no residente es “Casado que presenta una declaración por separado” (Married Filing Separately, MFS). Si bien el estado civil de MFS para la presentación de la declaración no representa ningún obstáculo adicional para realizar con facilidad la presentación de tu declaración, sí implica un determinado costo.

Las desventajas más grandes de realizar la presentación con este estado civil son la pérdida de algunos posibles créditos y deducciones fiscales, y un nivel general más alto de tasas de impuestos cuando tus ingresos imponibles son superiores a $75,600. Si estás casado con un cónyuge no residente y no tienes ningún dependiente que reclamar, este podría ser el único estado civil disponible para ti para la presentación de la declaración.

 

Jefe de familia

La opción más beneficiosa disponible si tienes un dependiente es realizar la presentación utilizando el estado civil de Jefe de familia. Para poder seleccionar este estado civil para la presentación de la declaración, tu hijo dependiente deberá vivir contigo durante más de la mitad del año, y tú deberás pagar más de la mitad de los gastos de manutención del hogar, como el alquiler, los servicios públicos, etc.

En muchos casos, este es el estado civil más beneficioso disponible cuando la persona está casada con un cónyuge no residente porque conlleva tasas impositivas más bajas y deducciones adicionales. Simplemente recuerda que este estado civil también requiere que tu dependiente sea ciudadano o residente de los EE. UU. y que tenga un número de Seguro Social válido. Por eso, si aún no has formalizado la ciudadanía de tu hijo nacido en el extranjero, podrías considerar la posibilidad de hacerlo.

Casado que presenta una declaración conjunta

La última opción es considerar a tu cónyuge no residente como residente de los EE. UU. a los fines de los impuestos. Esta elección les permite a ti y a tu cónyuge presentar una declaración de impuestos como Casados que presentan una declaración conjunta (Married Filing Jointly, MFJ). Presentar una declaración como MFJ les permitirá a ambos aprovechar tasas impositivas más bajas y deducciones que no están disponibles para los contribuyentes casados que presentan una declaración por separado, como por ejemplo una deducción estándar más alta. Sin embargo, también someterá todos los ingresos de tu cónyuge a los impuestos de los EE. UU. y posiblemente someta a tu cónyuge a otros requisitos de informes.

Desde el punto de vista práctico, este estado civil es más beneficioso si tu cónyuge no tiene ingresos ni cuentas o inversiones que pudieran generar consecuencias fiscales negativas en los EE. UU.

Un obstáculo adicional para la elección de esta opción es el requisito de que tu cónyuge obtenga un Número de identificación personal del contribuyente (Individual taxpayer identification number, ITIN) en caso de que no tenga ya un número de Seguro Social. Esto exigirá que recopiles documentación adicional que deberá enviarse al IRS. También podría ocasionar demoras en el procesamiento de tu declaración.

Antes de presentar tu declaración, analiza con un asesor de impuestos cuál es el mejor estado civil para la presentación de la declaración correspondiente a tu situación en particular. Los expertos del área de servicios de impuestos para expatriados de H&R Block podrán ayudarte con esta decisión. Para realizar una consulta sin cargo, visita www.hrblock.com/expats.

Share

Copyright © 2015 HRB Digital LLC. Todos los derechos reservados